Go to Top

Deporte

En el ámbito deportivo, el uso de la aerocrioterapia se desarrolla en torno a tres ejes principales:

–  La recuperación de los esfuerzos físicos
–  La mejora de las prestaciones deportivas
–  La prevención y recuperación de lesiones

El flujo sanguíneo a los músculos y su oxigenación se ven favorecidos. La capacidad antiinflamatoria y la aceleración de los procesos regenerativos que proporciona la crioterapia permite una recuperación mucho más rápida de las lesiones, pudiéndose reducir el tiempo de inactividad de forma notable.

Por otra parte, la criosauna es una herramienta muy valiosa en el entrenamiento de cualquier deportista serio o de alto nivel, tanto desde el punto de vista físico como desde el psicológico. La mejor y más rápida recuperación tras los esfuerzos físicos intensos que se consigue este tratamiento disminuye el riesgo de lesiones y posibilita el aumento de la cantidad e intensidad de entrenamiento de una forma más segura. Esto hace que sea un tratamiento especialmente indicado en pretemporada y para los periodos de carga máxima.

Asimismo, el rendimiento en determinadas modalidades deportivas puede verse beneficiado ya que, tras el paso por la criosauna, el número de pulsaciones disminuye y la resistencia aeróbica mejora.

Por todo ello son cada vez más los deportistas de primera línea que han incorporado la crioterapia de cuerpo entero a sus rutinas de entrenamiento y competición. Ejemplos como los futbolistas integrantes de la selección francesa que jugó la Eurocopa 2012, ciclistas de equipos participantes en el Tour o la Vuelta, jugadores de equipos de la NBA (Los Angeles Lakers, Dallas Mavericks…), o atletas como Mo Farah, doble campeón olímpico de 5.000 y 10.000 m. en Londres, son sólo algunos ejemplos de una lista muy extensa y que crece día a día.

Resumiendo, entre los beneficios que proporciona el uso de la criosauna en el ámbito del deporte podrían destacarse los siguientes:

–  Disminución de la fatiga
–  Reducción del dolor muscular
–  Incremento del riego sanguíneo a los tejidos
–  Tratamiento de contusiones musculares
–  Mejor y más rápida recuperación tras los esfuerzos
–  Capacidad para soportar más carga de entrenamiento
–  Recuperación más rápida de las lesiones y prevención de recaídas
–  Prevención de lesiones por sobrecarga
–  Aceleración de la cicatrización y recuperación tras intervenciones quirúrgicas
–  Aumento de la resistencia aeróbica
–  Mayor sensación de energía y mejora del estado de ánimo

Para ver estudios científicos sobre la Crioterapia en el Deporte pulse Aqui